La cinta blanca Viernes, Ene 22 2010 

Hace unos días, tuve la ocasión de disfrutar de una película, que incluso antes de su estreno ya era considerada como una joya del cine moderno, y cuando la vi comprendí  el por que, rodada en un estilo que recuerda a viejas glorias de los años cincuenta, con unos planos soberbios y una fuerte interpretación.  El tema de la película es el de la maldad intrínseca en el ser humano, el de un narrador que desde el primer momento duda de la veracidad de una historia que el mismo presencia, dudando así de la propia estabilidad de los demás personajes.

El director nos muestra un micro mundo donde interactúan los personajes como si se tratase de un teatro, un mundo pequeños jerarquizado y donde tres personajes tienen el poder de todos los demás, el varón como símbolo de toda la autoridad prusiana, el poder heredero de la sociedad de siglos y que arrastra a sus espaldas el legado del germen de la aristocracia y el poder. El medico, la burguesía, el poder pujante en los círculos neoliberales, un personaje decadente que carece de toda virtud, y que atormenta a los que le rodean, es un personaje que se supone debía ejercer el bien sobre los demás pero que termina siendo el mas abominable de todos.

El sacerdote o pastor, quizás a mi modo de ver, el verdadero culpable de todo cuanto ocurre, obligaba a sus hijos a portar la cinta blanca que da nombre a la película, como símbolo de pureza, representa el estamento clerical en toda su crudeza y la educación que ha dado a los demás sin duda es un papel esencial en el desencadenamiento de la historia,  Por ultimo, y aunque se encuentra fuera del triunvirato de los tres personajes principales, encontramos la figura del profesor, que se presenta a si mismo de un modo inocente y fuera de toda la historia, pero acaso no era el principal responsable de la educación de las nuevas generaciones, acaso la figura del maestro, que en el fondo creía en la sociedad nazi no tuvo especial importancia en el desarrollo de los acontecimientos de la segunda guerra mundial.  Es una historia sin inocentes, en la que solo las victimas pueden ser consideradas inocentes, el hijo de la comadrona o el pájaro muerto en forma de cruz pueden ser obviados, incluso el propio joven varón si queremos aunque en este caso representaría la sociedad futura, para concluir este breve esbozo de una historia que daría para hablar por horas solo queda dilucidar la relación de la misma con el fascismo, esto puede verse en una nueva generación criada bajo la intolerancia religiosa, que castiga y maltrata a los que considera inferiores y que se levanta contra el orden establecido, no sera desde el estamento popular desde donde viene el castigo, como puede verse en el hijo del campesino, aunque el padre opta por la muerte antes que perder el honor, sino la generación educada bajo la cruz, la que cometerá las atrocidades futuras. Una gran película que hará  las delicias de unos pero que para los no acostumbrados a este tipo de historias, puede resultar de gran complejidad, aun así una de las joyas de la cartelera actual.  

El cine como herencia y cultura Martes, Ene 20 2009 

Existen dos películas patrimonio de la humanidad, una es la genial Metropolis del celeberrimo Fritz Lang y la otra los olvidados del maestro de Calanda.

Ciertamente son dos películas muy diferentes entre si, pero si se me permite añadir algún adjetivo  que las una, seria ese ambiente malsano y onirico que

se capta en Metropolis y que se siente en toda n

fuerza en el filme de Buñuel.  

He tenido la ocasión de ver las dos películas hace poco tiempo, y aunque Metropolis es historia del cine como pocos filme, el drama de buñuel me conmueve y ne hace pensar en los famosos lemas de otra sociedad es posible, pero quizás no sea así, quizás estemos condenados a repetir una y otra vez los esquemas de pobreza y marginalidad que nos muestra la cinta mexicana.

Ciertamente resulta abrumador, las diferencias sociales del mundo de los obreros en Metropolis frente al mundo de propietarios y pensadores de la superficie, pero como un amigo me recordó el otro día tras el visionado de la cinta de Buñuel, las escenas del Tiovivo donde los niños de la calle, los malditos, los olvidados, ejercen de ingenio de sangre para que los niños de las clases acomodadas disfruten es aterrador.

El mundo de los olvidados, es un mundo sorprendentemente real frente al mundo de los obreros de Metropolis. Que es acartonado pero que aspiraban por su libertad del mismo modo que los niños de la calle también la deseaban, pero lo malo de la miseria es que también puede llegar a cegar, y con el tiempo uno puede llegar a creer que no se puede aspirar a tener nada mejor.

En definitiva dos películas muy recomendables que muestran dos estratos de la sociedad, y que tiene a dos personajes enfrentados con el mundo uno el de la bella Maria, partidaria de los obreros pero que cree en la llegada del mediador como solución al conflicto de la sociedad, y en los olvidados los dos protagonistas Jaibo y Pedro que representan las formas de enfrentarse a la sociedad que les supera, nunca ha sido fácil ascender en la escala social, pero cuando se llega a lo más bajo, el brillo de algo mejor parece como algo muy difícil de conseguir, un brillo que poco a poco se va agotando de forma inexorable.

 

Para saber más: 

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Metr%C3%B3polis_(pel%C3%ADcula)

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Los_olvidados  

MERES TOY 36 (DIAS DEL 36) Lunes, Oct 20 2008 

Ayer fui al cine a ver esta pelicula de Angelopoulos con un amigo de Grecia y descubri dos cosas, una de ellas. el desconocimiento sobre este director de la mayoria de las personas que iban al cine, lo que me hizo pensar que la gente va al cine por no estar en su casa y que si realmente no sabes lo que vas a ver quizas esta pelicula no sea la mejor para pasar el rato. 

Otra de las cosas que descubri es mi gran desconocimiento de la lengua griega, me gusta pensar que tengo un nivel bajo pero suficiente para desenvolverme pero cuando me enfrento con situaciones fuera de lo cotidiano, me cuesta muchisimo poder desenvolverme en esta lengua. Y mi amigo se encargo de recordarme que lo que yo hago no es hablar griego sino esbozar unas palabras del idioma, para que queremos a los amigos sino para recordarte lo ignorantes y complicados que somos. 

Pero volviendo a la pelicula nos encontramos con un producto realmente impresionante, encuadrado en la trilogia que este director dedica a la historia de la Grecia moderna, una revisión del periodo de Metaxas a través de un secuestro ocurrido en una prisión. De la microhistoria nos lleva a la macrohistoria, de lo irrela a lo real, de lo irrisorio a la crueldad más absoluta.  Un pelicula altamente recomendable pero lenta incluso en comparación con otras obras de autor y como mi amigo me recordo, rodada en el 72 en los terribles años de los coroneles. Recomendada para todos aquellos que les guste la historia de la Grecia de neustros dias o para lso que piensen visitar esta tierra, que bajo los marmoles de la acropolis late una sociedad que ha vivido una historia cuasi paralela a la nuestra lo que hace que ningún otro pueblo sea mas cercano al Griego que el Español.